Pasión por los caballos

"La creatividad y el miedo son elementos incompatibles en el ajedrez."  David Bronstein


El caballo, con su curioso andar, es la unidad de combate más peligrosa del tablero. Los ataques dobles (múltiples) son su arma principal; éstos suelen llegar en momentos inesperados causando enormes estragos.

Además de sus habilidades tácticas, los caballos también desempeñan importantes funciones posicionales. Un caballo en el centro del tablero desarrolla toda su fuerza convirtiéndose en un factor dominante. Si además, la casilla que ocupa está delante de un peón enemigo, éste no podrá avanzar. El caballo es un bloqueador excepcional.

Cuando el juego se desarrolla en ambos flancos es inferior al alfil, ya que éste va de un flanco al otro con gran facilidad; pero si el juego se limita a un sólo flanco el caballo, es favorito en la lucha contra su eterno antagonista. La efectividad de un caballo disminuye drásticamente en los rincones y bordes del tablero.

Veamos un par de ejemplos del juego de los caballos:




José González García - Daniel Alsina Leal, Barberá 2012.

1.c4 Cf6 2.Cc3 d5 3.cxd5 Cxd5 4.g3 e5 De esta manera llegamos a la defensa Siciliana Variante del Dragón con colores cambiados. Las blancas tienen un tiempo de ventaja en comparación con la Siciliana. ¿Será esto suficiente para conseguir ventaja? 5.Ag2 Cb6 6.Cf3 Cc6 7.0–0 Ae7 8.d3 0–0
9.Ae3 Ae6 10.Tc1 f5 11.a3 Af6 12.Cd2 Tb8 Esta es una posición muy común en el Dragón puro. La única diferencia es que aquí las blancas tienen hecha la jugada a3. Si fuera el turno de las negras jugarían ...Cd4 con una buena posición.


13.Cb5 a6 14.Axc6 Una valiente jugada. En general el alfil del fianchetto sólo puede ser entregado basándonos en variantes concretas, pues su partida debilita sensiblemente el enroque blanco. bxc6 15.Ca7!


15...Dd7 16.Cxc6 Tbe8 17.Cb4 a5 18.Ca6 Cd5 19.Cc5 Df7 20.Cxe6  El caballo termina así su destacada participación y deja a las blancas con clara ventaja.


20...Dxe6 22.Db3 Dxb3 23.Cxb3 Ag5 24.Txc7 Tb8 25.Cc5 Axe3+ 26.Rg2 Txb2 27.Ce6 Ahora le toca al otro caballo; pronto dará el golpe de gracia a la posición negra.27...Tf6 28.Txg7+ Rh8 29.Te7 h5 30.Rh3 f4 31.Cg5 Tf5 32.Cf7+ Rg7 33.Cd6+ Rg6 34.Cxf5 Rxf5 35.gxf4 Axf4 36.Tf2 Tb3 37.Ta7 Txa3 38.Ta6 Las negras abandonaron. 1-0


Para terminar, quiero animarles a resolver el siguiente ejercicio:

Juegan las blancas. Maurice Ashley, 2014


1.Cf2 Re3 2.Cd1 Rd2 3.Cb2 Rc3 4.Ca4 Rb4 5.Cb6! Rb5


6.Cc8 Ra6 7.Cd6 ¡¡Doblete!! Por un lado el caballo se aproxima a g5 y al mismo tiempo restringe la actividad del rey negro. No se debía permitir ..Rb5. 7...Rb6 8.Ce4 a5 9.Cg5 a4 10.Ce4 a3 11.Cc3 Rc5 12.g5 Rc4 13.g6 Rc3 14.g7 a2 15.g8 Rb2 Después de esta interesante secuencia forzada llegamos a una conocida posición teórica.

Juegan las blancas. ¿Cuál es el camino hacia la victoria?


Comentarios

juvelink ha dicho que…
Hola que tal, he estado analizando un rato la posición y creo lo mejor para las blancas sería movilizar el caballo y comer el peón en a7 vía f2-d3-b4-c3-a7, probablemente el Rey negro lo seguirá y comerá el peón de a6 pero el caballo volverá vía c8-d6-f7-g5 y comerá los peones de g5 y h4. Con Rey y caballo coronar el peón de g4.
José González García ha dicho que…
Hola Juvelink,
La idea está bien. El problema es que el negro no te permite llegar a la casilla d3. 1.Cf2 Re3

Entradas populares de este blog

La variante McDonnell contra la Francesa

Entrenando con Carlos Torre Repetto